lunes, 23 de agosto de 2010

Los Papeles de Simancas

Entre los escasísimos papeles o documentos con que cuenta el Ayuntamiento de Villa del Campo sobre su historia y pasado, se encuentran unos denominados como los papeles de Simancas, por proceder del archivo allí establecido. (Tales documentos son bien conocidos, por hallarse su contenido en la web oficial de la localidad).

Desgraciadamente no están entre ellos los más importantes, aunque todos pueden tener su importancia, máxime cuando no hay otra cosa, tan solo son actas o informes que otorgan cumplidos poderes a procuradores y vecinos para que en nombre del Concejo soliciten al Rey y a los Oidores de sus Reales Consejos, la mudanza de la Villa del Campo de la jurisdicción de la Alcaldía Mayor de Gata y pasarla a la de la Villa de Alcántara, así como otros requerimientos relacionados con el mismo tema, aunque a decir verdad, mediante ellos puede rehacerse y de hecho se ha rehecho gran parte de lo que pudieron contener los privilegios otorgados por los diferentes monarcas, por estos documentos sabemos de que forma se gobernaba o había de gobernarse la Villa del Campo a partir del 30 de Junio de 1537, fecha en que El Rey Carlos I (también conocido como el Emperador Carlos V) mediante un donativo de ochocientos sesenta mil Maravedíes, desmembró en su totalidad a la entonces Aldea del Campo de la jurisdicción de la Villa de Santibáñez y la hizo Villa de por sí y para sí. (Dicha jurisdicción solo regía en la Villa, no en su término).
El hecho de ser el Emperador Carlos V el otorgante del privilegio y en esas fechas (no la citada en la web que está invertida) puede aclarar varias cuestiones y abre un sin fin de incógnitas relacionadas con el pasado de la localidad, basta con un ligero vistazo a un puñado de fechas del reinado del Emperador que a cualquiera le pone los pelos de punta.
Año 1527, Carlos V nombra a Frey Gonzalo de Valdivieso, Subprior de la Orden de Alcántara.




1529, El Subprior de Alcántara, Frey Gonzalo de Valdivieso, es nombrado Capellán de Honor de su Magestad Carlos V.





1537, Privilegio de Carlos V a la aldea del Campo, desmembrándola de Santibáñez y haciéndola Villa.

1543, la Princesa Maria Manuela de Portugal, sobrina de Carlos V, en su viaje de Portugal a Salamanca para desposarse allí con su primo el Príncipe Felipe, que más tarde reinaría como Felipe II, llega el 5 de Noviembre, a la ya Villa del Campo, permanece en ella hasta el día 6, fecha en que la Princesa y la gran caravana que la acompañaba, abandonan la Villa para proseguir su viaje.

Más tarde el 15 de Agosto de 1630, el Rey Felipe IV mediante un donativo de ocho mil Ducados, le concedió la merced de extender la jurisdicción dezmatoria y alcabalatoria a su término, quedando la Villa del Campo con facultad de gobernación en primera instancia de todas las causas civiles y criminales, sin entrometimientos de las justicias mayores más que en grado de apelación, otra cosa fueron los hechos, la Alcaldía Mayor de Gata, a la que pertenecía la Villa del Campo, no dejo de entrometerse en cuestiones ordinarias y así los campusos, hartos de las extorsiones, vejaciones, calumnias y molestias a que eran sometidos, por los regidores de Gata, el día 29 de Julio de 1631, reunido el Concejo, acuerda solicitar al Rey Felipe IV mudarse de la gobernación de Gata y pasarse a la de Alcántara, razón por la cual hoy tenemos estos documentos.

Los motivos por los que se solicitan documentos al archivo de Simancas, estarán en las actas de los plenos corporativos, dichos documentos acreditan ciertos privilegios, que no podemos probar por carecer de ellos, que como se sabe fueron pasto de las llamas en los incidentes de la invasión francesa de 1808.

Y llegados a este punto yo me pregunto.

¿Se han buscado los referidos privilegios en los lugares acertados?

En los documentos que posee el Ayuntamiento se viene a decir que en los libros de la Razón de la Hacienda de su Majestad, del Oficio de Gómez de las Asprillas, no hay de lo contenido en el memorial, (se refiere al ya mencionado privilegio de Carlos I otorgado en 1537) por ser el privilegio anterior al año en que comienzan sus libros, razón por la que no se puede comprobar, luego el privilegio ha de ser cotejado para su validación y por tanto ha de existir en los libros de Oficio anteriores a los del señor Asprillas que comienzan en 1542.

Los privilegios reales, aunque hoy no tengan significado, son para el pueblo como las valiosas reliquias que guardamos cual oro en paño, porque antaño pertenecieron a nuestros antepasados y cueste lo que cueste, bajo ningún concepto nos desprendemos de ellas.

1 comentario:

curanderogarabucha dijo...

Muy interesante saber que El Campo, con los privilegios reales, comienza su andadura para entrar en la historia con el Título de Villa desde el 30 de Junio de 1537. A ver si se entera alguien y se dan por fin cuenta, que ese pequeño Escudo es todo un símbolo de ese Título de Villa, de providencia Real de Su Majestad
Carlos I de España, y V de Alemania.
Si no fuera así este pueblo nunca habría sido VILLA DEL CAMPO. Saludo a todos los que siguen el blog