lunes, 12 de septiembre de 2016

miércoles, 24 de agosto de 2016

Villa del Campo Cumple 100 Años


Villa del Campo cumple 100 años con dicho nombre





















El 27 de Junio se cumplió el primer centenario del Real Decreto por el que se cambiaba la nomenclatura de más de 500 pueblos que tenían idénticos nombres sin calificativo alguno que los distinguiera, entre ellos se encontraban el Campo y Pozuelo.

Todo ello promovido por Manuel de la Foronda, mediante la Real Sociedad Geográfica de España.
Foronda había realizado un gran trabajo sobre las Estancias y Viajes de Carlos V, (trabajo del cual han salido varias cosas sobre el Campo) y en el constató  la gran cantidad de localidades que contenían el mismo nombre, ante la confusión que creaban decidió embarcarse en un previo y dilatado proyecto que diese luz a semejante caos, dicho proyecto fue presentado en 1906 a la citada sociedad y en el se proponían los nuevos nombres. El informe respetaba las localidades de mayor renombre y número de habitantes, para las de menor relieve destinadas a cambiar o modificar su nombre, tenía en cuenta sus antecedentes históricos, circunstancias del terreno como corrientes de agua, montañas, valles o comarcas. En la mayoría de los casos se añadía un complemento que hiciera referencia a circunstancias históricas o geográficas del entorno, facilitando su individualización y una mejor identificación.

En la provincia de Cáceres fue una veintena de pueblos los propuestos al citado cambio y otro tanto se libro de ello por ser de mayor tamaño que sus homónimos, entre los más cercanos estaban, además del Campo, Aldehuela, Casillas, Perales, Pozuelo, y Villasbuenas, los nombres propuestos se enviaron a las diferentes localidades con hojas en blanco para que anotasen en ellas sus alegaciones, no todas las propuestas fueron admitidas la del Campo concretamente era bastante ridícula, no así las de los otros cinco pueblos cercanos que las aceptaron y así son hoy conocidos aunque nunca dejaron de ser nombrados tal y como tradicionalmente se les conocía. Además del nuestro con el nombre de Campo se proponían otros dos pueblos para ser cambiados, uno en Huesca, y el otro en Pontevedra, y como no podía ser menos, en algunas publicaciones no aparecemos y nos confunden como localidad del entorno de Alcántara, fue tanta la vinculación a dicha población y Orden de Caballería que parece próxima aunque este distante, si bien el nombre propuesto se acercaba bastante, pero como ya se ha expuesto fue rechazado.
La propuesta hecha en 1906 por la Real Sociedad Geográfica de España no debió de gustar al consistorio del Campo y sistemáticamente debió de ser rechazada, ya que oficialmente o extraoficialmente cuatro años más tarde, en los censos de población venia expresado como Villa del Campo, hasta entonces los documentos oficiales se encabezaban En la villa del Campo… por tanto la anterior población conocida como La Villa del Campo pasó a denominarse Villa del Campo, aunque no fuera hasta la promulgación del Real Decreto de 1916 cuando se hiciera oficial.


                             Felicidades Al Centenario Nombre de Villa del Campo

Foto, Jorge Luis Lorenzo Tato

jueves, 13 de noviembre de 2014

martes, 21 de octubre de 2014

PESQUISAS

Tras largo tiempo de sosegada búsqueda, las pesquisas más sólidas, siguen apuntando a Maria de Molina como la más sospechosa .........
Mientras que del Zanco emana un fluido caudal.

viernes, 22 de agosto de 2014

Exposición de pintura de Bélen Corchero y Domínguez Penis

Cartel no oficial
Terminado el plazo de la exposición conjunta de pintura figurativa, con obras de Belén Cochero y Francisco Domínguez Penis, que desde el pasado día 18 se venia celebrando en la biblioteca de Villa del Campo, puede contemplarse de manera permanente, desde el enlace que conecta al nuevo blog .

http://villadelcampo.blogspot.com



miércoles, 12 de febrero de 2014

Piedras del Campo

Arriba, en lo alto del campanario, bajo la campana chica, estribo mis cansados brazos en el alféizar de su ventana y, absorto, se me pierde la mirada  en todo lo profundo del vasto territorio campuso, hasta que la madre sierra de golpe, la frena, la recupera y me la devuelve.                     
En el último rincón que forman la sierra, el pantano y Toconales, los desnudos campos de la Raíz  y sus piedras milenarias, que lejos de resignarse a lo de “si las piedras hablaran” estas hablan y no paran a voz en grito del origen de del Campo y de los inicios de su historia.
La tumba, las tumbas, son muchas, esculpidas en roca, cementerio incluido, círculos de piedras caídas y entonces veo sus poblados, intuyo sus guerras, siento sus batallas.
Un poco a la derecha la adivino entre encrucijada de caminos, pequeña y graciosa, amada y amante. La Jerrumbrosa, Guerrera de todos los tiempos que aún reposa su descanso y que sólo interrumpe cuando su joven hermana la del Oro que también duerme el largo sueño del olvido y sólo en tardes de quietud tensa, de silencio sobrecogedor, de crepúsculos encendidos en llama, despierta para, juntas, buscar a quién contarle sus dulces lamentos que una y otra vez esbozan entre llantos y gemidos.
 Durante los paseos de estas misteriosas tardes y apenas llego a la entrada de la dehesa, me llegan difusos y débiles, como de niñas enfermas y casi inertes, llantos y frases entrecortados que no alcanzo a esclarecer, pero que conforme me adentro en la dehesa y ya llegando al refugio, distingo con total nitidez, a la par que una fuerza atrayente como  potente imán me obliga seguir caminando. Es entonces cuando penetran en mis oídos y  se alojan  en mi estómago retumbando  los lastimeros quejidos que la Jerrumbrosa  hace llegar a la del Oro: que aún guarda su preciado tesoro a flor de agua, esperando hacer feliz a quien logre descubrírselo, pero que pasan los años, los siglos y los milenios y nadie lo consigue, porque mentes obnubiladas por avarientas y codiciosas no aciertan a ello.
Responde la del Oro que ella ya no siente el calor de su tesoro que guardaba tras la piedra mora y llora amargamente porque quien lo descubrió, necio también y cegado por su avaricia codiciosa, confundió el oro húmedo y en polvo con arena negruzca y vieja e, iracundo lo arrojó
Al huerto de enfrente y sólo dicho huerto sabe de su suerte.                   
Miro bajo mí y contemplo las piedras del campanario, sillares uniformes  que junto con la Iglesia y todo su interior me transportan a poderosos tiempos pasados de gloria, y de arte, cuando El Campo, después Villa del Campo fue pueblo principal de la Orden de Alcántara.  

Los altares de la Iglesia, así como las vestiduras antiguas que aún se guardan en la sacristía, son testigos incuestionables de nuestra importante historia Alcantarina.
Rafa.

miércoles, 30 de octubre de 2013

El Pleito del Siglo, comenzó con los Reyes Católicos y termino con Felipe II

Informe a pedimiento del concejo y vecinos del lugar del Pozuelo, contra el concejo del Campo y su consorte.

                                                                                  Juan Rafael Ruiz Argúello (Escribano)

Don Felipe Rey, al reino, justicia mayor y a los reales consejos, presidentes, oidores de las mías audiencias, alcaldes y alguaciles de la mía casa, corte y chancillería y a todos los corregidores asistentes, gobernadores, jueces de residencias y sus lugares, tenientes alcaldes y alguaciles menores y otros jueces y justicia cualquiera de todas las ciudades, villas y lugares de los míos reinos y señoríos y a cada uno y cualquiera de vos (….) y jurisdicciones, a quien esta mía carta y escritura fuere mostrada (…..) de escribano publico, sacado con autoridad de justicia, o juez o alcalde en manera que haga fe, salud, y gracia, sepa de que pleito puso, y se trato en la mía corte y chancillería, ante el presidente y oidor real de la mía audiencia que está y reside en la noble villa de Valladolid, el cual, ante ellos se comenzó, por nueva demanda y era entre nos como administrador que somos por petición del orden de caballería de Alcántara y el concejo y vecinos de la villa del Campo, y mío procurador en mío nombre de una parte, y don García Fernández Manrique, difunto conde de Osorno y su procurador, como señor de la instancia y el concejo del Pozuelo y su procurador en su nombre de la otra (…..) comenzó sobre razón que parece, que en la dicha villa de Valladolid a cinco días del mes Abril del año pasado de mil quinientos cincuenta y dos años estando dichos reales presidentes y oidores en audiencia publica, pronuncio ante ellos Pedro de Tejada, en nombre del concejo y vecinos de la villa del Campo, (…..) suso dichas el dicho lugar de Pozuelo, se lo tenia repartido de vinar (…..) y roto para pan a sus partes, y que tenían a sus partes el pasto y aprovechamiento del dicho término, no pudiendo ni dejando hacer por nos, pidió y suplico mandásemos hacer y hagasemos, de las dichas partes contrarias cumplimiento de justicia, y sin otro pedimiento o conclusión fuese más necesario, que pronunciando y declarando lo susodicho, sin la intención de las dichas sus partes, mandásemos, condenar y condenásemos al dicho concejo y vecinos del dicho lugar de Pozuelo a que dejase y retirasen a las dichas sus partes el dicho término del Campo, con todos los términos, montes, prados, pastos y heredades condenándoles más en todos los frutos y rentas que habían retenido o podido juntar, después, aquella parte que lo habían entrado y ocupado y entrasen y ocupasen, y ante la real restitución que estimara en (…..) en cada un año (…..) que pidió justicia y costas por aquella vía y forma que mejor obrase, Villa del campo que fuera de la orden de Alcántara y presentó y demandó contra el dicho conde de Osorno y contra el dicho concejo y vecinos del dicho lugar de Pozuelo, jurisdicción y término de la villa de Galisteo en que dijo.
Que siendo como era el término que se decía del Zanco, propio y en comunidad de las villas de Santibáñez y del Campo, Gata, Torre de don Miguel, Villasbuenas y Cadalso, y habiéndose aprovechado las dichas villas y vecinos de ella en comunidad como de término propio suyo y que le avisa pertenecido y pertenecía por justos y derechos tenerlos (.......) en comunidad y rozando y cultivado el monte y comiendo la bellota y aprovechándose del dicho término, en toda manera de aprovechamiento como de cosa y término propio, por uno, dos, diez, veinte, cuarenta, cincuenta, sesenta o hasta cien años a esta parte y más  tiempo que memoria de hombre no será en contra......, sabíamos que de algunos años, aquella parte, el dicho lugar y vecinos de Pozuelo, sin título ni causa alguna que justa fuese, avisa tenido y tenían y estando ocupado el dicho término propio del Zanco a los dichos sin partes que se deslindar en comenzando desde donde salía el camino de Coria de la villa del Campo Junto donde hacia el Pozuelo un humillado, y de allí  a la Iglesia de San Sebastián del Pozuelo y donde a dos tiros de piedra, poco más o menos, donde estaba un mojón, por debajo de la Iglesia del Pozuelo y dende a una peña que se decía Sole Sorrrenda, y ahora le habían mudado el nombre y se decía Peña del Drago, y de allí derecho a dar al arroyo, a dar donde lindando con el término de Villanueva hasta donde se desvían los términos y de allí iba a dar ala fuente del (.....) por sus mojones  a dar en vallecuadrado, y de allí a dar al arroyo Zarzoso y el arroyo Zarzoso arriba hasta donde decían…….

jueves, 15 de agosto de 2013

Reunión de Quintos

El próximo sábado 17 del corriente mes, tendrá lugar una reunión de quintos nacidos en 1947 y 1948, no es necesario distinguir sexos ya que entre otras cosas, quintos es el conjunto de personas nacidas el mismo año. Con tal motivo habrá celebraciones por todo lo alto, de las que se mantendrá informado, me huele que tras el evento anda un viejo conocido, (de fresca y aromática hierva por apodo) al que deseo el mas rotundo éxito, y a su vez, porque creo en su empoño y dotes organizativas, le lanzo un reto.

Este pueblo merece darse un festín por sus logros deportivos, en todas las modalidades deportivas, lo acontecido en aquellos años se me antoja irrepetible.
Pablo nos refresco la memoria en "No todo es fútbol" Canal Extremadura.
Se que es difícil reunir a tanta gente, que de un modo u otro participo en aquellos logros, también se que sí hay alguien capad de hacerlo, ese es Eduardo.

                    CONTAMOS CONTIGO

viernes, 2 de agosto de 2013

Villa del Campo, sus Orígenes, sus Raíces, su Historia. (Ampliado)

                                                  Villa del Campo


Hallar la fecha de la fundación de esta villa, no resulta fácil con los datos de que se dispone, lo más próximo que documentalmente se ha encontrado es la breve reseña que sobre su historia recoge Madoz en el diccionario de su nombre y que sin duda la obtiene de las respuestas del interrogatorio echo al efecto al que los interrogados respondieron bajo juramento lo que por tradición a ellos les había llegado, (el resto de los datos referidos por Madoz a la historia de esta villa, son fruto de una confusa interpretación de la Crónica de la Orden de Alcántara, que no se ajustan a la realidad histórica).

            Cuenta la tradición que el Campo se formó por agregación de casas en torno a una edificada en esta campiña propiedad de la Encomienda de Santibáñez, Orden de Alcántara.

Partiendo del histórico dato heredado y trasmitido de generación en generación por el vulgo, y siguiendo el curso de la historia y los acontecimientos que precedieron al primitivo asentamiento, nos acercaremos a la época en que pudo ser levantada la mencionada casa por la Orden de Alcántara y que dio origen al Campo.

Aunque para hallar la fecha de la fundación bastaría con partir del momento en que el terreno es donado a la orden, para una mayor comprensión y entendimiento de la evolución de lo que hoy es nuestro término, lo haremos desde el dato más remoto reconocido en nuestro entorno.

              No siempre se encuentra información precisa y continuada, menos aún tratándose de las pequeñas plazas fuertes o determinadas comarcas que nos rodean, cuando esto suceda, y a fin de cubrir las épocas en las que ni Anales ni Crónicas, mencionan el territorio que nos ocupa, el hilo conductor que nos guiara a la creación del Campo se nutrirá de datos de las zonas de influencia que mantendrán vivo el entorno. 

                                                     VETTONES / ROMANOS

No existe la menor duda que antes de los Vettones, otros moradores ocuparon el entorno de nuestro suelo, pero fueron estos quienes más claras huellas dejaron, su modo de vida y la de sus sucesores se adaptaba tanto a las características del terreno que aún es perceptible su estela.
La presencia Vettona en la zona, cabria cifrarla, en torno a los siglos V- III A. de C. los profundos cambios de desarrollo, motivados por las nuevas herramientas surgidas de la segunda edad del hierro, conllevaron un notable aumento de las practicas agrícolas y ganaderas que requerían nuevas superficies, propiciando la llegada de clanes, a tierras menos explotadas y poco accesibles.
En este marco, de salida de los clásicos asentamientos, hacia nuevas fronteras, pudieron llegar al valle del Árrago los Lacaos mencionados por Velo y Nieto “Reconquista de la Alta Extremadura como fundadores de la ciudad de Laconimurgo, y que a su vez, se basa en el relato que sobre tal ciudad, hace en 1608 el Padre Francisco de Coria, en su libro II capítulo 4º “Descripción de Extremadura” y que dice así.

        Descripción de Laconimurgo Por Francisco de Coria

Una legua del castillo y villa de Santibáñez de Mascoles, hacia el mediodía junto al río llamado Árrago, y en el paraje y propio lugar a donde se juntan las aguas de la rivera Trasgas con las del Árrago en una punta de tierra que está entre estos dos ríos, en el propio sitio y lugar sobre dicho, edificaron los celtíberos vectones la antiquísima ciudad de Conimurgo, y los fundadores de ella, fue una generación particular de los celtíberos llamada los Lacaos de quien la sobredicha ciudad tomó el nombre.
Fundaronla estas gentes en el año 770 antes del nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo. En La entrada que estas gentes hicieron en la Lusitania, dentro de cuyos límites estuvo esta ciudad, a la mitad del camino que hay de Cáparra a Ciudad Rodrigo, como dice el cronista Florián de Ocampos en su crónica de España.
De esta antigua ciudad hace memoria Ptolomeo cosmógrafo antiguo.
No fue muy grande su población, según lo declaran sus vestigios y ruinas, pero de mucho nombre y autoridad.
Duró esta ciudad muchos años, presúmese, la ganaron los romanos en el tiempo que conquistaron la Lusitania por medio del Cónsul Junio Bruto…
… El asiento de esta ciudad fue en tierra llana, aunque su territorio no lo es.
Parécense todavía algunos vestigios y ruinas de argamasa  y una puente destruida.
Pasan los dos ríos de Árrago y Trasgas por junto a ella. No se sabe de cierto en qué tiempo y ocasión, y porqué gentes fue destruida esta ciudad, presúmese que no escaparía de la persecución y ruina que en España hicieron las Vándalos, Alanos, Suevos, Silingos y Godos cerca de los años del Señor de 410, poco más o menos, en el cual tiempo fueron destruidas y asoladas muchas ciudades y castillos en España, cuando estas dichas naciones la conquistaron y se hicieron señores de ella.
Está en las ruinas de esta ciudad, una devota ermita llamada de Nuestra Señora de Reina la cual Iglesia fue antiguamente parroquial  por haber estado fundada en el sitio de La Conimurgo una villa que se llamó Trasgas y fue Cámara del Obispo de Coria que ahora está destruida lo cual se colige de una bula del Papa Lucio III que comienza:
Fecha 14 de abril año del Señor 1184 en la cual concede a Don Arnaldo Obispo de Coria y a sus sucesores entre otras cosas las Villas de Ceclavín, Ahigal, Trasgas y Santa Cruz por Cámaras Episcopales.
Esta villa de Trasgas, según la opinión del vulgo fue trocada antes que se destruyese por Villanueva de la Sierra que por otro nombre es dicha del Obispo.
Y esto tengo por muy verdadero.

El padre Coria, muestra nuestro entorno en el ámbito Celtibero, con datos precisos de más de un milenio, en el que tras varios siglos de  presencia Vettona incluida la conquista y posterior romanización, Laconimurgo es aplastado por las hordas bárbaras, más tarde resurgirá como la aldea de Trasgas.

Tras la conquista romana siglo II A. de C. generalmente los antiguos castros descienden a sitios más llanos y accesibles, surgen las calzadas por las que se abren paso mejoras en otros ámbitos, sin olvidarnos que los romanos no fueron ajenos a los aluviones de Trasgas y Árrago, ni de la Ilmenita o la Casiterita, la posterior crisis del Imperio, ocasiona el abandono de las ciudades y el auge de Villares o Casares, y bien pudo coincidir dicha crisis con los asentamientos de la margen izquierda del Árrago, la Raíz el Mosquil, el Pantano, la Parra y un largo etc. Durante este periodo romano, desde crónicas, surgidas de convulsivas épocas, se atribuye al Vetton Laconimurgo, ser la cuna del deportista mejor pagado de todos los tiempos, (hasta la fecha nadie ha alcanzado su record) se trata del Auriga, Cayo Apuleyo, Diocles, cuyas ganancias y victorias se encuentran grabadas en una amplia lapida (ocho pies de largo, cuatro de ancho, Corpus Inscriptiorum Latinarum, VI, núm. 10048) que sus seguidores levantaron en un circo de Roma, próximo al actual Vaticano.


                                                  Arragones / Godos

Todo periodo de tiempo, conlleva luces y sombras, en el tardoromano que nos ocupa, bien por desconocimiento o falta de interés general, abundan las últimas obviando las evidencias que indican lo contrario.
Tras la caída del Imperio Romano, a manos de las Ordás Bárbaras, la historiografía muestra un incomprensible vació, cuando hay evidentes muestras de quienes lo ocuparon.
La extensa presencia de tumbas en variadas modalidades, fusiformes, olerdolanas, o cistas, esparcidas por todo el entorno, no dejan lugar a dudas que el suelo estuvo poblado.
Velo y Nieto, cita a los Arragones, como tribu de posible origen Vetton, “pastores guerreros que se asentaron a poca distancia de Coria, por lo que Caurienses y Arragones serian del mismo origen”  Floriano Cimbreño y Matías Ramón Martínez, coinciden en señalar que se trataría de un pueblo que habitaba las actuales Batuecas, Hurdes, Coria y Plasencia, idéntica teoría que Fernández Guerra, Matías R, Martínez añade que la voz Árrago pertenece a las antiquísimas lenguas Españolas, sin que haya cambiado de voz, y refiriéndose a Coria comenta que fue la antigua ciudad de los Vettones, en cuya comarca vivían las tribus de estos llamadas Arragones, que han dejado su nombre en el río Árrago.
Opiniones aparte, es más probable que el Árrago de nombre a los Arragones que a la inversa, Árrago (ver trabajo de Minera en la Raíz) básicamente significa, río de montaña, corriente de agua, o simplemente río, motivo por el que aparecen derivados de dicho hidrónimo en diferentes puntos geográficos, sin ir muy lejos Alagón procede de Árrago.
Tanto en el “Cronicón Biclarense” de Juan de Bíclaro, como en “Historia Suevorun” de San Isidoro aparecen por primera vez los Arragones, ambos se refieren a que en el año 572, el segundo de su reinado, el Rey Suevo Mirón atacó y derrotó a los Arragones, y a los Rucones (estos últimos asentados en la rivera del Rueca) numerosos historiadores citan el nombre de los sometidos sin darles ubicación, la aquí expuesta se basa en que  aquel año 572, Leovigildo hacia campaña contra los Bizantinos que ocupaban parte de la Betica y Mirón extendió su reino hacia el sur para evitar que tras las luchas con los Bizantinos Beticos, dicho espacio cayera en manos visigodas, protegiendo con ello sus fronteras.
Semejantes teorías son contempladas en estudios recientes, dando más verosimilitud al ataque de Mirón, en la comarca Cacereña que en la Cantabra, poco duro la estrategia sueva, el poderoso Leovigildo acorraló a Mirón obligándole a pedir tregua en condiciones adversas.
El modo de vida  de estos Arragones, quizás este semienterrado en nuestro subsuelo, sin que pudieran variar mucho de las constantes agricultura y ganado.


                                           EDAD MEDIA / MUSULMANES
Llegan nuevos tiempos, a comienzo del siglo VIII y tras la batalla de Guadalete, los visigodos emprenden una frenética huida buscando refugio en el norte, el pueblo autóctono se adapta a las nuevas circunstancias con la esperanza de mejorar su calamitoso pasado, la plantación de frutales, vid, y olivares y los consiguientes sistemas de riego, a largo plazo dan bienestar a la comarca, que pronto se verá presa de las racias cristianas.
Coria seguía siendo el lugar estratégico más destacado de la comarca y por ella luchan moros y cristianos.
La perla del Alagón estaba dotada de un anillo de castillos a ambos lados del río y las cercana Sierras de Jalama, Gata y Altamira sembradas de plazas fuertes, algunas de las cuales siguen en pie dando fiel testimonio del devenir de los tiempos.

La comarca fue cambiando de dueños en alternancias temporales de moros y cristianos, tras el primitivo empuje musulmán que le lleva a dominar casi todo el territorio hispano, surgen los problemas internos con el consiguiente desplome de su potencial, provocando la inestabilidad de la zona que a grandes rasgos y siguiendo la cronología hispana (no exenta de errores) se verá afectada durante siglos.

Sobre el año 754 los beréberes son desplazados hacia el sur, por el Astur Alfonso I atrincherándose en Coria y Mérida, en la correría el monarca Astur llega a Coria sin conquistarla.
En 768 el Fatimí Shakaya al-Miknasi se subleva contra el emir y asola Coria y comarca, controlada por los beréberes.
Año 775 los beréberes entregan Coria al Fatimí, el Omeya Abd al-Rahman I (Abderramán I) la reconquista arrojando a los beréberes a las montañas, dos años mas tarde en complot con Abu Zabal beréber insurrecto, asesina al Fatimí y ocupa la región rebelde de Coria.
El año 860 Orduño I lanza una correría por la ruta Astorga, Zamora, Salamanca, Coria, apresando entre otros a Zeid ibn Kasin de Coria, un año más tarde los musulmanes recuperan Coria.
En el 997, Almanzor pasa por Coria camino de su campaña contra Santiago, (ya lo había hecho en anteriores campañas).
Año 1079, Alfonso VI de León ataca al Emir Eftásida de Badajoz Al-Mukakkil y le arrebata Coria. (Dado que este rey lo era también de castilla, pudo, no entrar por la transierra, y hacerlo por Toledo.)
1086 el 23 de octubre de dicho año se libra la batalla de Sadrajas, (al norte de Badajoz) en la que los Almorávides de Yusuf ibn Tasuf, derrotan a Alfonso VI, en el transcurso de la batalla Alfonso VI es herido en una pierna y se retira a Coria.(En algunas crónicas de afamados cronistas, se cita una batalla librada en 1106 denominada de Salatrices en la que se repiten las mismas circunstancias el rey leones, es herido en un muslo y derrotado se refugia en Coria, tal batalla no consta más que en determinadas citas de Sandoval y Dozy, con la posibilidad de que Coria estuviera ya en manos de musulmanas, aunque lo más probable es que se perdiera sobre 1109, con Urraca reinando en León, al menos hay constancia de que en 1109, desde la plaza de Coria, Yusuf ibn Tasuf conquista Talavera y Consuegra en su intento de tomar Toledo, en la misma campaña ataca Madrid, perdurando la acción como Campo del Moro.)
1142 Alfonso VII de León conquista Coria a los ya decadentes Almorávides, que se verán desplazados por los emergentes Almohades, la nueva potencia musulmana controlara la transierra leonesa sin dominar Coria, que no volverá a perderse.

En 1157 muere Alfonso VII de León dividiendo la herencia entre sus hijos, León para Fernando II y Castilla para Sancho III, un año más tarde en 1158 ambos hermanos firman el Tratado de Sahagun, en el que además de prestarse mutuo apoyo, incluía el reparto del suelo que se conquistase al-Ándalus y a Portugal, quedando los territorio separados por la ruta de la Plata. (Aunque fuera de vigor, en parte, el tratado se mantuvo hasta la definitiva unión de Castilla y león en 1230)

A pesar del tratado de Sahagun, Fernando II ve peligrar su avance hacia el sur, en 1166 el rey Leones Fernando II bajó a la Extremadura de su reino, establecida en tierras salmantinas, y desde Ciudad Rodrigo se adentra en la sierra de Gata por el puerto del Perosin, desde el que se dirige a conquistar Alcántara, tras el puerto divide su ejercito en dos, conquistando las plazas fuertes de la transierra, entre las mencionadas plazas se hallaban Almenarella, cuentan las crónicas que tras conquistar Almenarella, tomó a viva fuerza y tras sangrientos asaltos la plaza de Mascoras (Santibáñez el Alto) situada sobre un enriscado monte que domina Valdarrago, y la de Milana, en un repecho donde se junta el Árrago y la Rivera de Gata, y tras reunir su ejercito en Coria, marchó hacia Alcántara que fue conquistada un año mas tarde.

En 1171 Fernando II cede al Conde de Urgel Armengol, las plazas fuertes de Almenara y Santa Cruz, dicha cesión es conocida como donación de Almenarella, en la que se encontraba integro el que más tarde sería nuestro termino.

1174, en represalia a la belicosidad de Fernando II, el Almohade Abu Yaqub Yusuf, entró en campaña contra los leoneses, enviando desde Sevilla un poderoso ejercito capitaneado por Abu Hafs, que conquisto Cáceres y Alcántara, y llegó a sitiar Ciudad Rodrigo, defendido el propio rey, bien por tregua o por el agotamiento del ejercito Almohade, la incursión se salda solo con la perdida de Alcántara y Cáceres, volviendo a establecerse la frontera en el Tajo.

1184 Fernando II dona a la Iglesia de Coria y a su obispo, propiedades, derechos y privilegios, entre las propiedades se encontraban Coria, Milana, Ranconada, Alconetar y Cáceres, y a si vez confirmaba lo anteriormente dado por su padre Alfonso VII.

El mismo año de 1184 se promulga la Bula de Lucio III al obispo de Coria y sus sucesores, señalando los limites de su Iglesia y confirmando sus propiedades y privilegios. Los límites se establecían desde el mismo lugar en que está situada la Iglesia, a la cima del monte Jálama, y por la cima de estos hasta el de Puerto Muñoz, y por la de los que están delante de Caparra, según fluyen las aguas contra Coria. La bula incluía entre otros el derecho diocesano de Caparra y sus limites, iden en las Iglesias de Cáceres, Alconetar, Milana, Trebejo, Almenarella, Palomero, Rinconada y Atalaya Pelayo Vellido, así como el de Santa Cruz y todas sus Iglesias, la Aldea de Trasgas con su Iglesia Santa María y el hospital para sus vecinos y otras pertenencias suyas, la aldea de Ficulnea (Ahigal) y la villa de Ceclavin etc. etc. Dos años más tarde, en idénticos términos se pronunciaba la bula de Urbano III, con la inclusión de Granada, (más tarde Granadilla.)

1188, Fernando II dona a la Iglesia de Coria la Aldeanueva (hoy Villanueva de la Sierra) dotándola de un generoso deslinde que iba desde el nacimiento del Pedroso, hasta su caída en el Trasgas (Tralgas) y por la cima de la sierra de Santa Cruz (Dios Padre) hasta el alto del Monte Monrroy que esta frente al Colmenar de la Mata, por el lomo unido según cae al Trasgas bajo la Iglesia Antigua. El deslinde ocupaba toda la margen derecha de la cuenca del Trasgas y la izquierda, hasta el Pedroso, y se lleva a cavo, tras el despoblamiento de la aldea de Trasgas, la que dos años atrás figuraba en las bulas de Lucio III y la de Urbano III con Iglesia y hospital propios.

En 1191 se resuelve el pleito que por Valdarrago mantenían las diócesis de Coria y Ciudad Rodrigo, los mediadores (obispos de Salamanca y Plasencia) dan Robledillo y Descargamaria a Ciudad Rodrigo, y Cadalso, Puñoenrostro y Puñosa a Coria.

1196 tras la debacle de Alarcos, excepto Coria, se pierden las posesiones de la transierra a manos de los Almohades.


1212, al igual que su padre hizo en 1166, Alfonso IX de León, concentro tropas en Ciudad Rodrigo dispuesto a reconquistar Alcántara, el monarca  Leones contaba para tal campaña con la estimable ayuda de las Órdenes Militares establecidas en su reino, entre las que se encontraba la de San Julián del Pereiro, llegados al puerto del Perosin, dividió en dos sus fuerzas, unas atacaron Trebejo, Eljas y Salvaleón, (Valverde del Fresno) y las otras Almenara y Mascoras, (sobre Mascoras, Santibáñez el Alto, dice Torres Tapias, que a su vez lo toma del Padre Coria “está en un monte limpio de padrastos, con muralla foso y barbacana que lo hace casi inexpugnable”) conquistada la plaza de Mascoras Alfonso IX dejó marchar a los musulmanes que la defendieron, bajo la firme promesa de que se mezclaran por las aldeas del contorno (clara y evidente señal de que la zona estaba poblada) y tras reunir se ejercito tomo Milana y marcho a Coria, de allí por la margen derecha del Alagón bajó hacia Alcántara conquistando y liberando definitivamente del enemigo musulmán, más tarde conquisto Alcántara que fue cedida a los Calatravos. 


                                                                 CRISTIANOS
El curso de la historia nos ha guiado hasta 1212, fin de la etapa musulmana en la comarca, tras ella, se abría un horizonte en el que nuestro futuro término quedaba delimitado, dentro de una amplia demarcación que más tarde entre 1219 y 1227 se convertiría  en la prospera Encomienda de San Juan de Mascoras, (Santibáñez el Alto).

La mágica fecha de 1212, estrecha el cerco y nos conduce al umbral de los hechos, en los que determinados acontecimientos irán cambiando el decorado convirtiéndolo en escenario adverso, del que surgirá con fuerza un nuevo pueblo.

                  Acontecimientos que de algún modo guardan relación
                    directa o indirecta con la creación del Campo

Expulsado el Islamismo de manera definitiva de la zona de la transierra en 1212, el peligro real del lugar que nos ocupa fue el hereditario y las divisiones internas entre Órdenes, Iglesia y Señoríos.
Hasta entonces las diferentes demarcaciones territoriales habían sido moneda de cambio de los monarcas a las Ordenes Militares o vasallos feudales que con sus medios participaban en la reconquista de las tierras, estas solían perderse con suma facilidad y una vez reconquistadas cambiaban de mano con los consiguientes litigios que perjudicaban el desarrollo.
Con la conquista del castillo de Mascoras en 1212, Alfonso IX salda la deuda o promesa contraída con la Orden del Pereiro en 1209 por la cesión de unos terrenos en Raigadas que esta había cedido al monarca para que repoblase Castel Rodrigo.
El castillo de Mascoras es donado con todos sus términos en compensación por aquellos terrenos y porque el maestre y sus freires le acompañaban en aquellas jornadas de la conquista de Alcántara.
En la carta de donación no fueron expresados los nombres de los términos que delimitaban el alfoz, dando pie a los Templarios a reclamar Mascoras que anteriormente les había sido donada por Fernando II, sobre la cual decían tener derecho. El conflicto se resolvió a favor del Pereiro el 27 de Septiembre de 1220.


En 1227 se confirma la donación de Mascoras en los siguientes términos.

                                 DONACIÓN DE SAN JUAN DE MASCORAS
                                           (TRADUCCIÓN hecha por Minera)

Sea conocido por todos por este escrito que yo, Alfonso, Por la gracia de Dios rey de León y Galicia di en otro tiempo  al Señor Benito, maestro del Pereiro, San Juan de Mascoras con sus pertenencias y términos. Pero, como  en la carta de aquella donación no fueron expresados los nombres de los términos, por esto, doy y asigno, nombro y confirmo por esta carta a usted, Señor Pedro Arias, Maestro del  Pereiro y de Alcántara y a vuestros sucesores y al convento de Alcántara todos los términos del mismo San Juan de Mascoras, a saber:
Desde el lugar que llaman Mezquiella, en la cima del puerto que llaman Almazai, según va el camino a Coria hasta el río que llaman Árrago y después  al  Encinar Vellido y después a  las zahúrdas del Mazarrón y después al Toconal, según vierten las aguas al Vellotatem y a la Parra y después  al Guijo, conforme vierten las aguas a las Broceras y a la Figuera y al Pozolo con sus términos y divide a la Peña Pelai Sorrenda y después hasta la sierra de Santa Cruz y luego a Otero Demonio y a Valdecoria y por la cima del  espinazo del Can  según vierten las aguas hasta  San Juan entre Puñoenrostro y Buen Consejo y después a Robledillo Vellido  y según  va  a la cima de la sierra, conforme vierten las aguas contra San Juan de Mascoras, y por la cumbre  de la sierra del Pedrosin hasta  la Mezquitiella, según vierten las aguas unas contra la Ciudad y otras contra San Juan de Mascoras.
   Dada en Ciudad Rodrigo, octavo día de Enero era  milésima ducentésima sexagésima quinta. 1.265. (1.227 Año del Señor)

    Yo, Alfonso, Rey de León y Galicia alabo y confirmo esta donación en pago al remedio  de mi alma.

        Tras el deslinde Terminal de San Juan de Mascoras Enero de 1227, nuestro término limitaba por el sur con Tierras de Coria y el resto con las propias de la Orden de San Julián del Pereiro, (más tarde Alcántara) a la cual pertenecía.

El 24 de Septiembre de 1230, muere Alfonso IX de León, dejando como herederas testamentarias del reino, a sus hijas Dª Sancha y Dª Dulce, desheredando a su hijo Fernando que reinaba en Castilla como Fernando III, este reclama su derecho y amenaza con invadir el reino de León si no ve satisfecho su deseo, el hecho provoca dos bandos enfrentados quedando la Orden de Alcántara del lado Leones, el litigio se resolvió el 11 de Diciembre del mismo año en la concordia de Benavente, las infantas renunciaron al trono a cambio de una buena dote vitalicia, días más tarde las coronas de León y Castilla quedaron unidas definitivamente, con ello cesaron las iniciativas propias del reino de León, que sin perder el nombre, quedó para cuestiones meramente administrativas.

En 1233 se produce la primera concordia entre la Iglesia de Coria y la Orden de Alcántara, por un lado la Iglesia veía reducido su poder y mermadas sus arcas con la presencia de los Alcantarinos en su diócesis, y por otro la Orden no disfrutaba de ciertos privilegios con que contaba la Iglesia y se sentaron a negociar en Trujillo, en dicha concordia, amén  de los sustanciosos diezmos que la Iglesia percibiría, permitió a los Alcantarinos fundar Iglesias y levantar altares en su diócesis, tanto en los lugares ya fundados como en los que fundasen, exceptuando la villa de Ceclavin, la excepción se hacia porque Ceclavin era cámara episcopal y guardaron el decoro hacia el obispo.


El 2 de Mayo de 1261, la Iglesia de Coria y la Orden de Alcántara acuerdan intercambiar Aldeanueva (hoy Villanueva de la Sierra,) que estaba en su poder desde 1212, por Ceclavin que era recamara del obispado, (el verano en Ceclavin resultaba caluroso para la recreación veraniega del obispo y buscaron otro lugar más fresco como Aldeanueva, pasando esta a recamara y Ceclavin a Encomienda dependiente de Alcántara) el hecho conllevó la ruptura de los limites de la donación de San Juan de Mascoras, pasando nuestro término a delimitar por el norte con la Iglesia y por el sur con las mencionadas tierras de Coria.

                        Durante el siguiente periodo, aún en procesosurge el Campo, el resultado final de su creación, no altera sus etapas posteriores, razón por la que se da un salto de unos 40 años, continuando con el Campo ya establecido. 

Entre el citado poblamiento de la Raíz y el Campo hubo un largo abismo plagado de sombras, que en ocasiones se ha  interpretado como falta de asentamientos. Si hay algo evidente que aflora por todo el término, es la huella de pequeños habitáculos, por doquier se avistan, pozos, fuentes y lagunas que evidencian la presencia del hombre en sus inmediaciones, así fue desde muy antiguo, por tanto no hubo tal falta, si no todo lo contrario, (de hecho hasta terciado el siglo XX, muchas familias residían o alternaban el núcleo urbano con estancias en casetas, chozos o tinados diseminados por todo nuestro territorio).
Como poblamiento, la Raíz encaja en el engranaje tardorromano del abandono del núcleo urbano (siglo III o IV) a favor de los villares, en torno a ella prosperaron pequeños casares, perceptibles en la Parrala Isla, el Mosquil, la Granja y un largo etc. etc. desde los cuales se ejercía la ocupación del valle y planicie del Árrago, la carencia de poblaciones en el inmediato entorno propiciaba este tipo de asentamiento tras ellos surge en la zona una nueva aldea, tanto Licio III en su bula delimitando la Iglesia Cauriense, como el Padre Coria en su descripción de Extremadura, indican la existencia de la aldea de Trasgas, el Padre Coria testimonia su existencia en un indeterminado periodo del medievo, aún sin fecha definitiva, su creación ha de cifrase con la silla de Coria asentada tras su restablecimiento y dentro del reinado de Fernando II (1157-1188) que establece un nuevo eslabón a la cadena Valdarrago, Pozuelo, Ahigal, o Valdarrago, Pozuelo, Rinconada, como punto de ocupación aprovechable en futuras operaciones, tal surgimiento no conlleva cambio alguno en nuestro territorio que en torno a los asentamientos de la Raíz, ocupaban el espacio intermedio y anterior a la invasión musulmana, la bula muestra a la aldea de Trasgas perteneciendo a la Iglesia de Coria, con Iglesia y limites propios y con el Pedroso y Trasgas como límites por el sureste, posteriormente su territorio fue incorporado al concedido a la Aldeanueva que estaba sobre el Trasgas, (hoy Villanueva de la Sierra).

La ocupación musulmana no dejó huellas concretas sobre asentamientos en nuestro territorio, sí bien las diferentes ocupaciones, conquistas y reconquistas, y el interés creado por los beligerantes a lo largo y ancho de los 500 años de alternancia cristiano-musulmana, conducen a que el entorno no era un terreno despoblado, las bulas de Lucio III y Urbano III dan en las proximidades de nuestro suelo, al menos cuatro poblaciones con Iglesia y sus correspondientes pertenencias, Almenara, Santa Cruz, Rinconada y Trasgas, más la Iglesia  de Santa Maria del Árrago, ubicada en la zona de Valdarrago, (posiblemente en Robledillo) Pozuelo y Mascoras presentes en las donaciones de Almenarella y San Juan de Mascoras, Aldeanueva poblada en 1188, Cadalso, Puñosa, Puñoenrostro, Descargamaria, y Robledillo, son citados en el litigio que sobre ellos mantenían las diócesis de Coria y Ciudad Rodrigo. Sí a ello añadimos la real decisión de Alfonso IX de que los defensores de Mascoras se mezclasen en las aldeas cercanas, queda sobradamente demostrado que la ocupación del suelo la ejercían pequeños núcleos de pacíficos aldeanos, qué existía la convivencia y que tanto en la invasión Musulmana como tras ella, continuó la misma forma de aprovechamiento de suelo.

Tras la reconquista, llegado el momento de un agrupamiento para un mejor control y aprovechamiento de los recursos, lo lógico y razonable sería hallar un punto que reuniese las suficientes condiciones de habitabilidad, para lo cual el término contaba con lugares idóneos anteriormente poblados desde los cuales se domina la tierra más productiva, no en vano perdura el topónimo que nuestra pronunciación (La Ray) hace que no muestre su inequívoco significado, indicando que allí, en el valle del Árrago, está la Raíz y la base natural de este territorio.
No deja de ser cierto que por cuestiones supersticiosas o de otra índole, se ha rehuido a reedificar en sitios anteriormente poblados, de haber sido así, no hubiera supuesto el menor problema, no muy lejos de la Raíz hay un magnifico paraje que cumplía con creces las exigencias de la época, salpicada de culturas milenarias, se halla la Ermita de Nuestra Señora de Gracia, importante encrucijada de ancestrales caminos, extensa planicie de excelente visión, desde la que se alcanza a pie cualquier extremo del término en poco más de una hora, sin duda el mejor punto del término donde ubicar un asentamiento, a no ser que surgiera una poderosa razón para hallar un lugar más propicio a la situación del momento.

                                              CAUSAS

Sin duda que la hubo, en aquella época……..
CONTINUARÁ...


domingo, 17 de marzo de 2013

Fiesta Medieval

Fiesta Medieval de la llegada de la Princesa Mª Manuela a Villa del Campo.

                                     INTRODUCCIÓN

La Comitiva de la Princesa partió de Badajoz el día  27 de Octubre de 1543  con destino Salamanca, para consumar el matrimonio que se había realizado por poderes, el 12 de Mayo del mismo año, en el palacio del Embajador Español en Lisboa Don Luís Sarmiento de Mendoza, que ejerció de apoderado del novio…. El viernes día 2 de Noviembre, procedente de Zarza la Mayor llegan a Coria donde permanecen el Sábado 3 y Domingo 4, el Lunes 5 partió de Coria y fue a dormir la Villa del Campo, donde permaneció hasta el martes día 6. A sí costa en los libros de las crónicas del Emperador Carlos V.

Sin duda, esta jornada es el hecho histórico más relevante ocurrido es este pueblo, lo que hoy llaman boda del siglo, no llegaría ni a simple amonestación comparándola con las bodas de la Princesa Maria Manuela de Portugal y del Príncipe de Asturias, que más tarde reinaría como Felipe II, tanto por el lujo, la ostentación y el pomposo ceremonial  con que se celebraron, fueron con mucho las más notables hechas en España, no existe acontecimiento de semejante índole que pueda hacerle sombra.
Desde que el Emperador Carlos V, encargo al entonces maestro del príncipe y obispo de Cartagena Don Juan Martínez Silíceo y al duque de Medina Sidonia, Juan Alonso de Guzmán, que partieran a buscar a la Princesa y la custodiaran hasta la consumación del matrimonio, los cronistas reflejaron hasta el más mínimo de los detalles, gracias a ellos conocemos la magnitud de la comitiva quienes y cuantos la componían, que comían quien costeaba los gastos y como iban vestidos.
Gracias a ellos celebramos esta fiesta en que tan ilustre novia pernocto entre nosotros.

          El contenido de la Fiesta, se ha retirado ante el escaso interés que levanta

sábado, 2 de marzo de 2013

Libro sobre Felipe II

Mediante un amigo común, por formar parte del blog, me ha llegado un libro en formato PDF de Mari Pau Domínguez, que versa sobre el gran amor de Felipe II, amén del interés general por el amor y las pasiones del monarca, entonces Príncipe de Asturias, el libro, cobra para los campusos un especial interés, ya que de algún modo es la continuación del viaje de la Princesa Maria Manuela de Portugal que pasó y pernoctó en nuestro pueblo, cuando se dirigía a Salamanca a consumar su matrimonio.
Al menos la tercera parte del libro se basa fundamentalmente en el mismo relato, que ya contamos en este blog allá por el 26 de Noviembre del 2007, hace ya casi seis años, bajo el titulo de “Constelación Extremeña, Osa Mayor” y que constituía una gran fiesta que en otros puntos ya han puesto en escena y que aquí aun siendo pioneros en difundirla y detallarla, nadie tiene el menor interés por ella.
El libro, por estar ya, dentro de las cadenas de email, no resulta difícil de conseguir, y todo el mundo sabe como hacerlo, merece la pena leerlo y mejor que mejor, si se hace tras haber leído la entrada de “Constelación Extremeña, Osa Mayor” ya que al formar parte del mismo relato puede servir de prologo.

martes, 8 de enero de 2013

Las Cámaras de TV Canal Extremadura Visitan Villa del Campo


Confirmado, lo grabado hoy día 10 en Villa del Campo, se emitirá el próximo lunes, día 14 de Enero dentro del programa "NO TODO ES FÚTBOL,  TV CANAL EXTREMADURA" a las 22,30 horas, la duración será de 3,20 minutos.


El próximo día diez las cámaras de TV Canal Extremadura se desplazarán hasta nuestro pueblo, el motivo de tal evento se enmarca en hacer un reportaje recordatorio del valor de este pequeño, núcleo que en aquellos felices tiempos, final de los sesenta y comienzo de los setenta contaba con equipos tanto masculinos como femeninos de baloncesto, balonmano, voleibol, tenis atletismo y por supuesto fútbol, así como de instalaciones y todo el material necesario para desarrollar con éxito las diferentes disciplinas deportivas, el 14 de Junio del 2009 este blog contó como se gestó la hazaña, más tarde con motivo del fallecimiento del ex presidente del COI Samaranch José María Ortiz, nos refrescaba la memoria en su periódico, el próximo día diez será la propia TV Extremeña quien se haga eco del la hazaña. seguiremos informando y ampliando la noticia. 



Al parecer se trata del programa deportivo semanal “No todo es Fútbol” presentado por Leticia Antúnez y José Mª Maldonado dentro de cuyo espacio se emitiría el reportaje. El próximo programa se emite el lunes 14 de Enero a las 22,30 horas, espero que Doñupablo confirme los datos en el transcurso del día.

E. Moreno 

viernes, 28 de diciembre de 2012

Patronato Popular de Recortes



Bajo el titulo de “COMO SEGUIR RECORTANDO SIN SER RECORTADO” y promovido por el Patronato Popular de Recortes, se ha celebrado en el Auditorio de las recortadas eras de Villa del Campo el Primer Congreso de Recortes Regionales, al que asistieron Patronal y Sindicatos del Ramo, así como las Plataformas y Asociaciones más representativas de este siempre difícil, poco conocido y nada valorado arte de los Recortes, que tanto bien causa entre los colectivos más desfavorecidos y necesitados. (El resto no los necesita).

El orden del día se basaba en la propuesta promovida por la Asociación local de “RECORTA, RECORTA y SIGUE RECORTANDO” a la que se adhirieron la Plataforma Regional de “AMIGOS Y USUARIOS DE LOS RECORTES” y la foránea “RECORTAME OTRA VEZ” que proponían recortar en lo posible el logo o emblema del Patronato Popular de Recortes, (unas enormes tijeras abiertas en posición de entrar en acción lo antes posible).

Sin llegar a entrar en el debate, la propuesta fue rechazada por el Patronato Popular de los Recortes que veía en ello una notable merma de su capacidad recortadora y expansionista.

Al final del acto el publico asistente (casi todos SUPERYAYOS) tributaron con una sublime ovación la decisión adoptada, a la que respondieron los congresistas blandiendo sus tijeras, dando elegantes cortes al aire que los asistentes respiraban, y sin más fue clausurado el congreso.

Villa del Campo a 28 de Diciembre de 2012

lunes, 10 de diciembre de 2012

Felicitación de Navidad

Como ya se ha comentado en otras ocasiones, la capacidad de albergar imágenes de este blog, está agotada, razón por la cual la felicitación Navideña de este año, se hace desde el otro blog, al que se puede acceder desde la barra lateral.

sábado, 21 de abril de 2012

El Paraíso de los Nostálgicos

El Nuevo blog incluye, la foto más sorprendente que podía hacerse en 1956 sobre Villa del Campo. (No os la Perdáis)

lunes, 16 de abril de 2012

Hoy es la Romeria de la Virgen de Gracia

Video y fotos de la Romería 2012 en el nuevo blog. Por gentileza de nuestro gran reportero, podemos verla casi integra. Gracias por el esfuerzo que has realizado.



La bandera es un símbolo representativo que va delante de quien lo ostenta.
Echar la bandera a la Virgen de Gracia es una sublime oración que en Villa del Campo con fervorosa devoción se reza.
La plegaria dibujada en el aire, llega al cielo, formando una salve de singular belleza, que el pueblo entona en sonora y continua ofrenda.

Digamos todos a una. ¡Viva la Virgen de Gracia!

miércoles, 11 de abril de 2012

Enlace al Nuevo Blog

Ya está disponible el nuevo blog, con  videos de Semana Santa,  y de la Romeria, al que se puede acceder desde el siguiente enlace.
http://villadelcampo.blogspot.com/
Tambien se puede acceder, desde la barra lateral que acompaña todas las entradas.

lunes, 9 de abril de 2012

Cambio de blog

La capacidad que Bloger, concede gratuitamente a cada cuenta para el alojamiento de imágenes, es limitada, este glog se encuentra al 99,91% de su capacidad, ante tal situación bloger ofrece la posibilidad de aumentar la memoria previo pago de una módica cantidad, renovable cada año, si bien no aclara que sucede al dejar de pagar, lo más probable es que las imágenes subidas se caigan y se pierdan, por tanto se ha optado por crear un cuenta nueva que garantice el funcionamiento, esto creara algún problema a quienes habitualmente lo visitan, ya que habrá de trasladarse de uno a otro, en breve, la nueva cuenta, estará operativa. Emilio Moreno.

domingo, 1 de abril de 2012

martes, 13 de marzo de 2012

Un Diputado de Madre Campusa

Autor de las Pastorales difundidas por Juan Álvarez de Castro Obispo de Coria, contra los franceses, ver Pastorales en: http://villadelcamponof.blogspot.com/2008/06/archivos-municipales.html
Enlace del Bicentenario del asesinato del Obispo de Coria, Juan Álvarez de Castro: http://villadelcamponof.blogspot.com/2009/08/bicenterario-del-asesinato-del-obispo.html
Enlace del articulo, Sierra de Gata Digital: http://www.google.com/url?sa=X&q=http://www.sierradegatadigital.es/opinion/juan-garcia-perez/antonio-oliveros-sanchez-diputado-por-extremadura-1810/20120311204614001150.html&ct=ga&cad=CAcQARgBIAEoATAAOABA6bX6-gRIAVgAYgVlcy1FUw&cd=GjvcIytIyJA&usg=AFQjCNGg4_DS_VcHcU7_PwrwQ4udiKAQ1w

Extractos del artículo de Juan García Pérez, sobre Antonio Oliveros Sánchez. Diputado por Extremadura 1810, publicado en Sierra de Gata Digital, Marzo del 2012.


Juan García Pérez | Catedrático de Historia Contemporánea Universal y de España (UEX)
Descendiente de una familia de hacendados o labradores ricos, quizás con extracción hidalga, que formaban Francisco Oliveros, natural de Villanueva de la Sierra, y Antonia Sánchez, originaria del núcleo colindante de Villa del Campo, Antonio Oliveros y Sánchez nació en la villa natal de su padre, correspondiente a la diócesis y partido de Coria en la zona más septentrional de la Provincia de Extremadura, el 23 de enero de 1764, recibiendo el bautismo de manos del sacerdote local Don Juan Guerra.

Aprendió las primeras letras en la única escuela de niños existente en su pueblo de origen. Y, decididos sus padres a proporcionarle la formación más adecuada para su estado social, en la propia localidad de Villanueva de la Sierra o algún núcleo cercano debió cursar los estudios de latinidad requeridos a quienes deseaban acceder más tarde a los estudios universitarios.

Su intervención directa en la lucha antifrancesa tuvo lugar, primero, en el norte de la Provincia de Extremadura y, más tarde, en Madrid. Abandonando en secreto la villa madrileña cuando “las perfidias inauditas del opresor de V.M. (su escrito iba dirigido a Fernando VII) y de la nación sacaron al exponente de su vida retirada y fue sabedor de que dicha Provincia había tomado las armas en defensa del trono de V.M.”, el 8 de junio de 1808 partió hacia su pueblo natal en busca, sin duda, de una tranquilidad y seguridad que no le ofrecían las circunstancias políticas y militares de Madrid. Y apenas llegó a su tierra fue a entrevistarse con el obispo de Coria Don Juan Álvarez de de Castro, de quien recibiría la orden expresa de redactar en su nombre dos pastorales “con objeto de dirigir el espíritu público, contener la anarquía y estrechar la unión de la Provincia (de Extremadura) con las demás de la Monarquía” que cumplió de manera inmediata con suma eficacia (AHN, Consejos, Leg. 6.311, Expedientes 1 a 4).

Ayudando al obispo y los miembros del cabildo cauriense en las tareas destinadas a excitar el celo patriótico de la población diocesana y recaudar los dineros que fuera posible a fin de costear los gastos abundantes de la lucha antifrancesa se encontró hasta un momento avanzado del mes de julio de 1808, cuando una presencia muy escasa de franceses en Madrid y, más concretamente, el triunfo extraordinario conseguido por las tropas españolas en la batalla de Bailén (19 de julio) le impulsaron a volver a la Corte.

Instalado otra vez en Villanueva de la Sierra, en un momento cuya datación no especifica “tuvo la complacencia y premio de hospedar y consolar a los Sres. Obispos de Coria y Tuy, a sus familiares y (a) varias religiosas que huyendo del enemigo se refugiaron en casa de su anciana madre”. Y si este hecho resultó un suceso puntual, continuos fueron, en cambio, sus desvelos y trabajos en orden a fomentar entre los habitantes de su pueblo natal y todas localidades del espacio circundante su sentimiento patriótico, inequívocamente antifrancés, pues a partir de entonces dedicó todo su tiempo y esfuerzos a “animar, sostener y dirigir el Patriotismo de los honrados y fieles vasallos de V.M. en todos los pueblos de la comarca”.
Esta actitud radicalmente contraria la invasión napoleónica, una formación intelectual más que notable y, quizás, también sus relaciones muy estrechas con los miembros del Cabildo de la Catedral de Coria, que desarrolló una labor extraordinaria en la financiación de la guerra contra los franceses, hicieron que, tras ser nombrado representante electo por el Partido de Coria, en la elección de diputados a Cortes celebrada en Badajoz el 24 de julio de 1810 terminara siendo elegido representante de la Provincia de Extremadura en la asamblea gaditana con el apoyo de la inmensa mayoría de los electores presente (obtuvo 21 de los 24 votos posibles).
Fernando VII hizo que, fruto de su vinculación al bando liberal en las Cortes de Cádiz, acabara siendo detenido y llevado a la Cárcel Real en las primeras horas de la noche del día 10 de mayo de 1814.
Allí permaneció sin comunicación alguna hasta su condena por el absolutismo en los términos que fijaba el Real Decreto de 15 de diciembre de 1815. Y mandado al exilio, su trayectoria vital se pierde durante algunos años, para retomarse ya sólo cuando tuvo lugar el final de su vida, en un lugar y fecha concreta aún desconocidos de 1820, justo cuando se asistió a una reimplantación temporal del liberalismo.
Villa del Campo 1 comentarios

1 comentario -

Anónimo dijo...

Errores en el periódico HOY. es de Extremadura nombra a Antonio Olivero que no Oliveros como natural de Aldeanueva de la Sierra y no aclara por desconocimiento que a día de hoy es (Villanueva de la Sierra) - Aldeanueva de la Sierra es hoy un pueblo de la provincia de Salamanca.
En el digital Extremadura al día de 10 de Febrero de 2011 dice o se lee que; Antonio Oliveros Sánchez es de Villanueva de la Serena.


Anotación sobre el comentario dejado en esta entrada.

Amén de posibles errores en las diferentes apariciones de la noticia, lo cierto es que  el autor del trabajo es Ángel Paule Rubio y Ángel es de Villanueva de la Sierra, se cita al sacerdote que lo bautiza y ese sacerdote no puede estar a la vez en dos pueblos de parecido nombre, en cuanto al nombre, en la sesión del Congreso del 9 de Diciembre de 1810 aparece como Antonio Oliveros Sánchez  proponiendo una comisión sobre un proyecto de constitución política de la monarquía. La comisión sale adelante y entre los comisionados aparece Antonio Oliveros Sánchez y por si es poco, el trabajo fue presentado por Paule en los Coloquios Históricos de Extremadura, por tanto no existe duda de que Antonio era natural de Villanueva de la Sierra y aun más si enlazamos con la entrada del Bicentenario del asesinato del obispo de Coria, Don Juan Álvarez de Castro, encontraremos respuestas al porqué, cuando los franceses iban a buscar al obispo a Hoyos, lo escondían en Villanueva, Antonio fue el autor de las pastorales que desencadeno el asesinato del anciano y venerable obispo, y puestos a encontrar conexiones puede que Antonio, también tuviera algo que ver con es escondite del obispo de Plasencia, Lorenzo Igual de Soria, esté escondido en Villa del Campo, logro escapar del cerco frances y desencadeno el incendio de los archivos de Villa del Campo, como castigo a la colaboración del escapado.