lunes, 3 de mayo de 2010

El Escudo de los Arias Camisón en Villa del campo

En un comentario sobre las fotos "Perlas del Campo" y refiriéndose a la que aparece en cuarto lugar, cuenta un anónimo, que no le gustaba la idea de que se lo llevasen y que aún se sentía contrariado por una pérdida tan importante, se refería a la de un llamativo escudo heráldico que había en la Calle Juan Antonio Sánchez en la actual casa de Ventura y Adela, (más conocida como de tío Macario).
En el sentir popular de la época creo un cierto malestar el hecho de que se lo llevaran, a mi juicio, aquel día Villa del Campo perdió un gran objeto decorativo de una de sus fachadas pero nada más, no lo considero una lamentable pérdida, el escudo es familiar y puede contemplarse en una conocida calle de Torre de Don Miguel, representa un noble apellido Arias Camisón, de negativa huella a su paso por el Campo. Patricio Arias Camisón, que así se llamaba su propietario, era natural de Torre de Don Miguel, hijo de Sebastián Arias Camisón y de Maria Hernández, había nacido el 18 de Marzo de 1760 y llega a la Villa del Campo a finales de la década de los 80 del siglo XVIII, lo hace como Escribano (Notario) del Servicio de Millones, dicho servicio era un impuesto indirecto, (algo parecido al actual IVA) creado dos siglos atrás por Felipe II para paliar los efectos del descalabro de la Armada Invencible, el impuesto comenzó como recurso excepcional, recaudando un determinado numero de Ducados anuales (según necesidades) y se convirtió en una nueva fórmula recaudatoria de la hacienda pública, también fue conocido como Contaduría de Millones, fue suprimido por las cortes de Cádiz en 1813 y restablecido por Fernando VII en 1823.
Patricio Arias Camisón descendía de una familia de hidalgos, su cuarto abuelo tiene ganada Real Carta ejecutoria de hidalguía en 1618, Patricio inició el juicio de hidalguía el 24 de Mayo de 1794, con Real Provisión del mismo acuerdo el 13 de Agosto de 1795.
Por lo anteriormente expuesto, tenemos a un jovencísimo Camisón, (unos 25 – 30 años) dispuesto a comerse el mundo desde la Escribanía de Millones de la Villa del Campo, dotado con 900 reales de situado, que se pagaban de los efectos de propios.
(Mi intención no es la de juzgar al Escribano Camisón, ya lo hizo la justicia en su momento, si no dar a conocer el por qué del escudo que crea cierta confusión en si era local o privado y que por lo que conocemos, no debió suponer una pérdida, más bien un cierto alivio).
El ambiente que el Escribano Camisón se encuentra en la Villa del Campo, está plagado de corrupción, abusos y fraudes, como es lógico ajeno a su persona, pues estos comienzan antes de su llegada, aunque según cuenta el Prior Josef de Sotomayor en el Interrogatorio de la real Audiencia de Extremadura al Campo, este no tardó mucho tiempo en ser arrastrado a las causas del Escribano numerario Manuel Roncero y el abogado Francisco Corchero, dando lugar a un trío de nefastas consecuencias para el pueblo, (para más información ver Interrogatorio de la Real Audiencia de Extremadura al Campo) o (Josef de Sotomayor Prior de Santibáñez y rector del Campo).
Si observamos detenidamente el mencionado Interrogatorio, que se desarrolla de manera paralela, entre las personalidades políticas y religiosas, veremos que a las mismas preguntas, las del consistorio son más breves, eluden los aspectos políticos y no coinciden con las del Prior, es cierto que quien responde es la corporación, pero él ejerce de Notario y firma en nombre de los que no saben, que lo expresado se ha hecho con la legalidad y pureza que un asunto como este lo pide y que es cuanto se ha podido llegar a penetrar y alcanzar para que conste en cumplimiento de lo mandado, comparando ambas declaraciones parecen más correctas las del Prior, y sí el Prior que llevaba en el cargo poco más de un año, sabia todo lo que declara, bajo la verdad propia del ministerio que ejercía, cuanto más no sabrían corporación y Escribano.
 Cuenta el Prior en su declaración suplementaria y dirigiéndose a Don Josef Antonio Palacios.
“Una vez que se marchó su señoría de esta villa, con el silencio de la noche prendieron fuego a la casa del Escribano Patricio Arias Camisón, causando un daño de 3.000 reales de vellón en la casa y 600 en muebles, se sospecha que el día anterior había estado un forastero a pedir al Escribano Camisón cierta suma de Maravedíes que le era en deuda y no sólo nada le pagó si no que le despidió sin esperanzas y con desabrimiento, continua el Prior que tiene muchas deudas y de no poca consideración, pues debe el dicho Camisón casi 30 o 40 mil reales en estas vecindades, de partidas de corderos y vacas que tomó y consumió de varios vecinos de estas cercanías, en el abasto de Coria, insinúa el prior que los agraviados en sus intereses desde largo tiempo, hayan tomado la determinación violenta y que esta no ha sido ejecutada por los vecinos, que aunque hostigados y perseguidos por los Escribanos siguen sus instancias por términos legales.”
Algo similar pudo haber hecho el Escribano Camisón, para denunciar los abusos y atropellos que se estaban cometiendo, que cada uno saque sus propias conclusiones sobre el por qué no lo hizo.
En el Tomo I del Mercurio Histórico y Político encontramos a Patricio Arias Camisón apoyando la causa patria contra los Franceses, aportando para la campaña de 1794, Mil Reales anuales durante la guerra, su persona y la de sus hijos.
….Pasan los años y con ellos la justicia ha hecho su trabajo, los
acusados recurren y el 30 de Abril de 1802 a instancias de los señores Patricio Arias Camisón, Escribano de la Villa del Campo y Manuel Martín Gutiérrez (posiblemente como alcalde) vecino de la misma, se hace desde la Real Audiencia de Extremadura en Cáceres una petición al Rey Carlos IV para que sean sobreseídas las causas que estos individuos tienen por malversación de caudales públicos y ocultación de papeles del ejercicio de Escribano. Se informa que su Majestad ha resuelto que se continúen las causas y con destino al Regente de la Audiencia de Extremadura firma esta resolución en Aranjuez Don José Antonio Caballero, el día 12 de Mayo de 1802.

 






















 No es la única causa abierta contra Arias Camisón, en la sección Real Audiencia del Archivo Histórico de Cáceres, hay documentación sobre un pleito con el cabildo de Coria, año 1797 Legajo 149 – Expediente 13, y otros más que no me dio tiempo a anotar.
Si las sentencias de dichas causas fueron o no condenatorias es algo que desconocemos y como se dice anteriormente no es este escrito un juicio al Escribano Camisón, si no una exposición documentada de aquello que conocemos de él, sin otra pretensión que esclarecer las dudas que en la localidad suscita el mencionado escudo, que presidió durante doscientos años la casa donde él residió y que legítimamente recuperaron sus herederos.
El lema del escudo poco definido y un tanto ambiguo, da lugar a interpretaciones hostiles y ha oscuras intenciones, “Con la ayuda del señor venceré a mis enemigos,” lema que dista mucho del piadoso “Solo a Dios el honor y la gloria” que reza en el de la fachada del Ayuntamiento y que deberíamos reivindicar como local.
Con lo expuesto, cada cual podrá valorar a su manera si dicho escudo fue una pérdida o un alivio.


8 comentarios:

Anónimo dijo...

gMuy buena historia, pero discrepo en cuanto a : que legítimamente lo recuperaron o se lo llevaron sus herederos.
Si fuera hoy no se podría quitar, del sitio y lugar para el que fue creado.
Las obras de arte no pueden ir de aquí para allá.
Y en el momento en que lo robaron, que por cierto fue un estudioso de la heráldica y escribió un libro sobre ese tema de los escudos, demostró muy poco respeto por lo que estudiaba, y lo hizo con el beneplácito
de los que gobernaban Villa del Campo en ese momento.Ni si quiera era la casa de el, era de su mujer que ella si era del Campo. Así que tengo dudas de que el de la Torre sea heredero de los Camisón. Supongo que tu lo tienes bien estudiado pero todos nos podemos equivocar, no quiero decir que este sea el caso ,hasta dudo que el escudo sea de los Arias Camisón es mi versión particular y no contrastada, como dicen los periodistas es lo que me han contado . Por lo demás te felicito pues se el trabajo que lleva recopilar toda esta información, y darnos a conocer retazos de la Historia de Villa del Campo.

Anónimo dijo...

Magnífico una vez más, te agrecería que para quienes no conocimos el escudo en su ubicación original nos dijeras el año de la foto y algunos nombres de personas que pudieran ser identificables.

Anónimo dijo...

El famoso escudo se lo llevaron no hace 50 años de esto, mas o menos. Yo diría que el lema del escudo y el escudo en si es mas propio de un caballero de la Orden de Alcántara que de un tal Camisón, la Cruz de Alcántara está en el escudo.
Villadelcampo has de saber que la Orden de Alcántara se fundó para eso para CON LA AYUDA DE DIOS VENCERE A MIS ENEMIGOS que en ese momento histórico eran los Moros. Otra cosa es si el escudo vino de otra casa del pueblo y el camisón lo puso en la suya. ¿ PONE EN EL ESCUDO QUE ES DE LOS ARIAS CAMISON? esa es la pregunta si es que si me callo.

Anónimo dijo...

Creo que sí. Falta por leer la parte superior que en la última foto es ilegible, pero no sé dónde leí o alguien me dijo, que se lee más o menos: POR DIOS Y ARIAS CAMISÓN o algo así. Es cuestión de verlo donde hoy se encuentra, EN LA CALLE VIRGEN DE BIENVENIDA, DE TORRE DE DON MIGUEL. En la casa de los herederos de Alfredo...Según mis fuentes el escudo pertenece al apellido CAMISÓN.
Saludos cordiales.

Villa del Campo dijo...

La fecha en que se llevaron el escudo la sitúo en torno al año 1955, quizás menos, en cualquier caso hace más de 50 años, no es necesario que aparezca en letras este escudo es de un tal Camisón, que por cierto esa frase de POR DIOS Y ARIAS CAMISÓN también me suena, cierto que el escudo puede ser controvertido y que pudo proceder de otro sitio, también es cierto que en un censo aparece registrado un noble con diferente apellido y que la Cruz de Alcántara está en el escudo y en muchos otros, sin ir más lejos el que hay en la Iglesia tiene 16 de asas crucecitas, divididas en dos campos o grupos de 8 cada uno y no por eso pone que sea de Valdivieso o de Pedro de Campos, pero se entiende que es de uno de los dos, en cuanto al lema ha leído bastante sobre el origen del Pereiro y no recuerdo haber encontrado esa frase que parece sacada del Salmo 18 que El Rey David dedico al Señor, ya en la entrada se insinúa que no encaja, la hidalguía de estos arias Camisón procede de 1618 y por esas fechas ya no había moros en la costa, por otro lado parece un tanto absurdo llevarse un escudo que no representa a su familia y encima ponerlo en la fachada como propio.
En cualquier caso el motivo de la entrada es el debate que en ocasiones ha levantado el escudo, de si era local o el mencionado por Madoz, o bien si fue una perdida o un alivio, sobre lo primero queda claro y esto ultimo a mi modo de ver y tras la huella dejada me parece más una liberación que la perdida de un emblema que no nos representa.

Posdata
Hay gente que tiene información pero no la suelta, desde aquí se ofrece a diario y sin red.

Anónimo dijo...

He consultado y en un librito de Tomás Pizarro se dice que el lema en cuestión del escudo era:POR DIOS, ARIAS Y CAMISONES.
Y aunque se pone como referencia de su llevada 1955 a mí me suena en concreto el año 1953,pero no lo puedo asegurar.
Pienso que indpendientermente de la conducta de su representado para con el pueblo,el escudo era una referencia, una huella histórica documental más del pueblo y como tal, habría que heberla valorado antes de que se lo llevasen.
Saludos cordiales.

Luis dijo...

Es muy interesante. Hay otro Camisón, Don Cristóbal Gomes vecino de Cáceres que en año de 1612 hay recibido una carta de hidalguía pasada por Diego de Urbina.
El símbolo es sobre un fundo encarnado un camisón de mallas de plata con la bordadura cosida de azur e ocho estrellas de oro.
Este señor es mi ancestro e tengo la certeza absoluta que es aparentado con Don Patricio Arias Camisón.

Luís Camisão ( Portugal )

Anónimo dijo...

El otro día, paseando por Torre de Don Miguel, pude hacer una foto al escudo y en la parte inferior pone ARIAS (en la izd) y CAMISONES (en la dcha).